¿Por qué es importante tener una estrategia de redes sociales?


Las redes sociales se han convertido en una parte indispensable de muchas empresas. Sin embargo, para que estas funcionen es imprescindible tener una estrategia de redes sociales previamente definida que permita conseguir los objetivos que se quieren lograr. Pero ¿es solo en esto en lo que nos ayudan Facebook, Twitter, Instagram, YouTube, etc.? La verdad es que no, porque con una estrategia de redes sociales se puede empezar a crear, de forma precisa, una dirección a la que dirigirse.

Creando una dirección en la estrategia de redes sociales

Sin objetivos, no hay metas y sin ellas no hay resultados. Esto parece muy obvio, pero ¿cuántas veces hemos creado perfiles de redes sociales para nuestra empresa sin haber planeado cuál sería la estrategia que nos convenía seguir? En cuestiones de redes, a veces, creemos que con publicar cuando nos acordemos es suficiente. Pero, al final, vemos cómo otras marcas crecen mientras la nuestra se queda atrás.

Para trabajar con las redes sociales hay que crear una dirección y esto se consigue con un trabajo que hay que ir analizando, midiendo y llevando a cabo lo que conocemos como «prueba y error». Requiere de tiempo, recursos para agilizar todo esto y, sobre todo, saber interpretar lo que nos ofrecen las herramientas para gestionar las redes sociales. Con estas premisas, podremos conseguir cualquier objetivo que nos propongamos.

¿Qué es lo que está funcionando?

Al elaborar una estrategia de redes sociales esta no va a ser fija. Debemos tener en cuenta que, cuando la pongamos en acción, es posible que algunas cosas funcionen y otras no. Aquí entra en juego la medición de los resultados que nos permitirá potenciar lo que sí está generando tráfico, aumentando las ventas o atrayendo a más clientes. Todo ello, nos ayudará a perfilar y mejorar nuestra estrategia.

Sin objetivos no hay metas y sin ellas no hay resultados.

Medir resultados

¿Quién es nuestro público objetivo?

Un aspecto fundamental en toda estrategia de redes sociales es saber cuál es el público objetivo de una empresa. Esto simplifica muchas más cosas de las que podemos pensar en un primer momento y nos ayuda a atraer a personas a las que, realmente, el producto que estamos vendiendo les sea de ayuda.

  • Publicaciones mejor enfocadas: estarán dirigidas a un tipo de cliente, por lo que este será el que venga a nosotros en busca de ese producto que estamos intentando vender.
  • Campañas exitosas: podemos obtener muy buenos resultados con ellas, pero solo si somos capaces de hacer que lleguen a quien de verdad queremos que las vean.

«Si tu negocio no está en Internet, tu negocio no existe» – Bill Gates.

Siempre hay una preparación en cada estrategia de redes sociales

Detrás de todos esos perfiles que, quizás, sigamos en redes sociales y que vemos que funcionan muy bien hay una gran preparación. Porque para que una estrategia de redes sociales sea efectiva de verdad es imprescindible tener en cuenta los elementos ya mencionados, aunque existen muchos más.

Una estrategia de redes sociales nos ayudará a ir cumpliendo cada uno de nuestros objetivos para crecer, mejorar nuestra imagen de marca, generar más tráfico, aumentar nuestras ventas, lanzar un producto novedoso que se convierta en una verdadera sensación, diferenciarnos del resto de marcas por nuestras propias cualidades (potenciarlas).

En definitiva, como bien decía Bill Gates «Si tu negocio no está en Internet, tu negocio no existe«. Hoy en día la mejor manera de hacer visible cualquier marca es a través de las redes sociales en las que se deberá estudiar cuáles pueden funcionar mejor teniendo en cuenta la temática. Ahora que ya sabes que una buena estrategia de redes sociales es importante ¿ya tienes la tuya?

Imágenes: REDPIXEL.PL, Rawpixel.com

A %d blogueros les gusta esto: