¿Cuál es el perfil del estafador en tiendas online?


El aumento de las compras realizadas en tiendas online ha derivado en un nuevo perfil de estafador anónimo que los expertos investigan para determinar patrones comunes de comportamiento y poder así establecer mecanismos de defensa.

Internet ofrece una amplia posibilidad de realizar compras de diversos productos y servicios. El auge de este medio de compra ha generado también diversos métodos de estafa que pueden afectar a muchas de las tiendas online si no tienen en cuenta los posibles fallos de seguridad a los que se enfrentan. Además existen diversas plataformas ilegales que simulan las webs de los bancos con el objetivo de robar los datos bancarios del usuario.

Denominamos fraude on-line a la utilización de medios electrónicos con el objetivo de robar datos personales, números de tarjetas de crédito, claves o contraseñas.

Adigital publicaba en su edición 2016 el Informe de Medios de Pago y Fraude online en España que elabora gracias a los datos aportados por sus empresas asociadas y  las empresas adheridas a Confianza Online, sello con mayor reconocimiento por parte del consumidor en España. Según el estudio, el 77,3% de las empresas utiliza algún sistema para luchar contra el fraude.

Con respecto a los datos del año anterior, el estudio también presenta un menor índice de fraude entre las plataformas. En concreto, un 78,3% de los negocios digitales participantes sitúa su tasa por debajo del 0,25%, una cifra que no aumenta en el caso de aquellas transacciones que se producen vía móvil (97,9%). Para la gestión del fraude online, un 77,3% utiliza sistemas específicos. El más utilizado es 3D Secure (70,7%), por delante de la revisión manual (48,9%), el desarrollo propio (17,4%), el software de mercado (17,4%) y el outsourcing (7,6%). Entre las acciones más usadas para la detección de patrones de fraude, se encuentran las listas negras, la geolocalización de IPs, las incoherencias en la compra, o el uso de tarjetas extranjeras.

Durante el 2015 según el Banco de España se realizaron 687.000 fraudes, y de ellos un 55%  fueron realizadas en operaciones a distancia.

Perfil estafador online

Según datos de Aplazame, un servicio de financiación instantánea para compras online, el valor medio de una compra fraudulenta se sitúa en torno a los 340 euros, un importe muy superior a los 75 euros del ticket medio de compra según la IAB. Por sectores, el valor medio de la compra defraudada varía. El ticket medio de mayor importe defraudado se registra en el sector de Música/Instrumentos, donde se alcanzan los 560 euros. A continuación, se encuentran los artículos del Hogar, con un valor promedio de la compra defraudada de 500 euros, y la Electrónica, con un importe medio defraudado de 450 euros, seguido del sector deportivo, con 300 euros, y el Educativo, con 260 euros.

¿A dónde acudir?

La oficina de seguridad del internauta (OSI) perteneciente al Instituto Nacional de Ciberseguridad ofrece un espacio en donde la colaboración de los clientes y usuarios del servicio afectado se haga realidad y se puedan interceptar a tiempo los intentos de fraude, así como localizar lugares desde donde se publican páginas, se emiten mensajes fraudulentos o donde se reciben los datos capturados.