Pagos con el móvil y tarjetas “contactless”


Seguramente recuerdes el anuncio de VISA que se emitió durante Mundial de Fútbol de Brasil 2014 o el anterior anuncio de VISA de las Olimpiadas de Londres 2012 en los que Usain Bolt pagaban con una tarjeta simplemente acercándola al TPV.

La tecnología que lo permite se conoce como NFC, siglas de Near field communication, que no es más que una comunicación inalámbrica de corto alcance entre dispositivos.
VISA lo ha llamado comercialmente VISA Contactless (sin contacto) y sabrás si una tarjeta funciona con este sistema porque tiene impreso un icono de una señal, parecida al que simboliza la Wifi.

Aunque realmente no es algo nuevo, la tecnología NFC es una especificación de la RFID, la cual tiene múltiples usos en la industria y que seguro que a diario habrás visto por ejemplo en las alarmas de la ropa y otros artículos en muchas tiendas.
Para poder proteger los dispositivos de pago de accesos no permitidos se ha decido que la NFC no funcione más allá de 10 cm de distancia y así evitar cargos indebidos en tu tarjeta.

Con la reciente presentación de Pay, el iPhone incorpora por primera vez un chip NFC con el que también poder hacer pagos. Pero antes muchos teléfonos Android como varios modelos de la Serie S de Samsung, los Nexus de Google, algunos SONY Xperia y muchas otras marcas ya disponían de un chip NFC aunque no existían muchas opciones de poder utilizarlos a la hora de hacer la compra.

Quizás una de las pocas marcas que sí hizo uso de ello fue SONY con sus SmartTags (etiquetas inteligente) de colores que podías asociar a perfiles del teléfono, de manera que, la etiqueta azul se podía usar cuando se entraba en el coche, la blanca en la oficina o la negra en casa y acercando el móvil a estas etiquetas las leía y cambiaba el perfil (modo en silencio, activar el bluetooth en el coche, etc, etc). Todos estos perfiles configurables a gusto del usuario.

xperia smarttags

También algunos altavoces inalámbricos tienen NFC para facilitar la sincronización con el móvil sin tener que hacer la a veces lenta configuración del Bluetooth.

Existen otros muchos usos que se les puede dar a los móviles con NFC desde abrir la puerta de casa, posiblemente alguna vez lo hayas hecho de forma similar con una tarjeta de hotel o de parking, sacar dinero de un cajero, acceder a eventos o el cine, en medios de transporte, encender el coche y cada vez seguro que serán más las opciones.

¿Qué ventaja tiene el pago con móvil o con una tarjeta Contactless?

La principal ventaja es la rapidez porque no hay que introducir la tarjeta en el TPV, tampoco es necesario escribir el PIN (ni firmar, claro) si la compra es inferior a 20 EUR.
Esto si usas una tarjeta, pero si usas un móvil tienes una ventaja más, que es poder asociar al móvil más de una tarjeta y mediante una app eliges con cual pagar, olvidándote de cargar tarjetas y más tarjetas en la cartera.

Las apps de pago sociales, otra forma de hacer pagos con el móvil

Sticker de Wizzo con chip NFC para pagos con el móvil Los bancos conscientes de posibilidades de los pagos con móvil han comenzado a crear plataformas que son a la vez red social y métodos de pago.
Básicamente lo que permite es que varios usuarios, ya sean amigos o familiares, puedan transferir dinero entre entre ellos y después usando su móvil con NFC hacer el pago.
Piensa en una familia con hijos y los padres que transfieren dinero a sus hijos para que vayan al cine o un grupo de amigos que hacen un bote para salir de fiesta y transfieren el dinero a una persona del grupo que se encarga de los pagos o simplemente para pagar un regalo de cumpleaños.

Algunas de las plataformas de pago de este tipo son Yaap, participada por Caixabank, Santander y Telefónica,  Twyp de ING o Wizzo de BBVA — cerró en junio de 2015 — , que tuvieron la genial idea de crear una tarjeta adhesivas que podías pegar detrás del móvil si éste no tenía NFC.

Este tipo de apps también se conocen como Wallets, porque son como carteras virtuales para gestionar pagos.

[editado el 23 de enero de 2016]