Motivos por los que un cliente abandona el carro de la compra


Cuando un cliente abandona el carro de la compra, muchas veces, no sabemos qué ocurre. A pesar de los recordatorios que le pueden llegar a su correo electrónico para completar la transacción, al final, esta no culmina. Hoy descubriremos algunos de los motivos por los que esto sucede, ya que es mucho más habitual de lo que en un principio pueda parecer. ¿Podemos evitar que el cliente no finalice su compra? Veamos si esto es posible.

El cliente está investigando el producto

En el momento en el que un cliente abandona el carro de la compra tenemos que sospechar que tan solo estaba investigando el producto que desea adquirir. Esto es lo que ocurre en la mayoría de los casos. Un cliente busca en determinadas webs lo que quiere comprar, pero no adquiere lo que desea. La razón está en que está solo buscando más información para asegurarse de lo que va a adquirir, o se encuentra comparando precios, gastos de envío y cuánto le va a tardar el producto en llegar a su hogar.

Alguna de las maneras de evitar que el cliente no termine la compra es ofrecerle algún descuento o regalo extra. Incluso, gastos de envío gratis por su primera compra. Esto puede llamarle mucho la atención y hacer que compre el producto sin pensarlo mucho, dado que en otras páginas web lo más probable es que no le hayan ofrecido nada de esto.

Lo que debemos tener claro es que la rapidez y el bajo coste de los gastos de envío son elementos que los clientes suelen tener muy en cuenta en el momento de elegir en dónde comprar.

Escasas opciones de pago

Cuando un cliente abandona el carro de la compra debemos preguntarnos cuáles son las opciones de pago que ofrecemos. ¿Solo tarjeta? ¿Contamos con una plataforma segura como Redsys? ¿Paypal? En ocasiones, incluso existen clientes que solo compran si existe la opción de contrareembolso.

Todo esto debemos analizarlo y sopesar las opciones de las que podemos disponer. Hoy día, no contar con Paypal, por ejemplo, puede hacer que muchos clientes no finalicen sus compras. Esta forma de pago se ha convertido en una de las más utilizadas, pues permite que los clientes se sientan seguros al realizar sus compras a través de Internet.

Opciones de pago compra online

El cliente termina comprando en el establecimiento

Esta es una consecuencia de lo que hablábamos anteriormente sobre los costes de los gastos de envío. Pero, el problema está en cuando el cliente ve un producto en nuestra página web y lo termina comprando en una tienda física que no es la nuestra. ¿De qué manera podemos resolver esto?

Una forma es, como ya mencionamos, dar diferentes «beneficios» por comprar de manera online. Gastos de envío gratuitos, acumulación de puntos, regalos… Algo que no se pueda conseguir si el cliente compra en una tienda física. Asimismo, para prevenir que haga esto pero en una tienda ajena a nuestra empresa, debemos adelantarnos.

Informarle al cliente durante la compra de que puede comprar el producto a través de la página web y recogerlo en la tienda física más cercana a su domicilio sin coste adicional alguno puede ser una muy buena idea.

Cuenta de usuario

No todos los clientes desean crearse una cuenta de usuario. Esto puede hacerles perder tiempo al tener que introducir sus datos. Por eso, es importante no obligar a los potenciales clientes a crearse una cuenta. Esto debería ser opcional.

Lo esencial es que puedan realizar una compra sin registrarse, aunque exista esta opción. Esto agilizará el proceso de adquisición de un producto. que es lo que, en realidad, deseamos. 

Existen muchos más motivos por los que un cliente abandona el carro de la compra. Las devoluciones desfavorables y una escasa atención al cliente pueden hacer dudar a los potenciales compradores. Analizar todo lo mencionado anteriormente, leer las opiniones que los clientes pueden dejar en Internet y poner en marcha los cambios oportunos, puede hacer que sean muchos menos los clientes que dejan su carro de la compra sin completar.

Imágenes: SashkinLDprod

A %d blogueros les gusta esto: