Imagen corporativa ¿debo rediseñarla?


La imagen corporativa de una empresa debe contribuir a que nuestro público objetivo nos perciba tal y como deseamos. Para ello el momento perfecto para elaborarla es durante la creación de la empresa, pero la evolución de la empresa como tal hace que en ocasiones debamos rediseñarla. En Dixitalmedia te ofrecemos algunas aspectos a considerar para valorar si debes rediseñar o no tu imagen corporativa.

¿Qué elementos componen la imagen corporativa?

Los elementos básicos que conforman la imagen corporativa son el nombre de la empresa, su logotipo, un eslogan… y éstos pueden ir acompañados de diversas aplicaciones dependiendo del tipo de negocio del que hablemos, por ejemplo: uniformes, flyers, rotulación de coches…

En el momento de su creación debemos establecer qué queremos transmitir y cómo, y para ello debemos tener en cuenta diversos aspectos de la empresa como son: la visión, misión, valores, filosofía, integridad, innovación, responsabilidad social…, es decir el posicionamiento y valores que la empresa quiere transmitir y cómo quiere que la perciban.

El lenguaje y los canales utilizados para trasmitirlos también forman parte de la identidad corporativa o de la estrategia de comunicación diseñada. Es fundamental conocer a nuestro público objetivo para poder establecer los mensajes adecuados y los canales usados, y así conseguir los impactos deseados y alcanzar los objetivos estratégicos.

¿Cumple nuestra imagen con nuestros objetivos?

Con el paso del tiempo una imagen corporativa diseñada en el momento de creación de la empresa, puede no ser la más acorde al momento actual. Antes de pensar en si debemos rediseñarla o no, se recomienda realizar un análisis de percepción de nuestro público objetivo. Este análisis puede hacerse de diversas maneras, y dependerá del presupuesto que podamos destinarle. Podremos usar herramientas online u offline, o incluso seleccionar un panel de amigos que indiquen qué les sugiere la imagen de tu empresa. Si tras el citado análisis descubrimos que nuestros objetivos no están alineados con la percepción de nuestra imagen, entonces debemos plantearnos rediseñar estratégicamente nuestra imagen corporativa.

Aspectos principales de nuestra imagen corporativa

En el caso de que decidamos rediseñar nuestra imagen debemos tener en cuenta diversos aspectos:

  • Tipografía: la tipografía que usemos dirá mucho sobre nuestra marca, pues una tipografía enrevesada, antigua, nos situará ante una percepción de una empresa clásica, frente a tipografías san serif (sin serifas) pueden sugerirnos una empresa más moderna, actual…
  • Colores: determinados colores trasmiten al consumidor directamente a una percepción u otra. Por ejemplo una marca de color verde, suele relacionarse con una empresa medioamebiental o sostenible. El color azul se suele realcionar con empresas más serias, y el violeta suele relacionarse con igualdad, aspectos sociales…
  • Logotipo o anagrama: es aquí en donde debemos transmitir alguna de las características de nuestro negocio, puede querer indicar el nombre del mismo, o señalar mediante un signo el sector, localización… de nuestra empresa.
  • Aplicaciones: dependiendo en donde vayamos a hacer uso de nuestra imagen debemos adaptar la misma a los diversos fondos, acabados, materiales…

Si una vez analizados dichos aspectos, pensamos que nuestra empresa necesita rediseñar la imagen corporativa, os recomendamos que contactéis con profesionales que os ayuden a alcanzar la percepción y posicionamiento que deseáis. Desde Dixitalmedia estamos a vuestra disposición para asesoraros en estos u otros aspectos.

Foto encabezado: www.mundicorp.es