El pequeño comercio abraza la venta online: consejos para sacarle el máximo partido


Muchas tiendas no pensaban dar el salto a Internet. Sus negocios funcionaban bien y se conformaban con eso. Pero, el coronavirus supuso un cambio drástico para el pequeño comercio. Tuvo que cerrar sus puertas sin opciones para vender. Fue entonces cuando surgió la única alternativa viable para su continuidad: la venta online.

Esta opción fue forzada. Hasta el momento se postergaba, porque se podía. Sin embargo, no hubo otra alternativa durante el confinamiento. Incluso ahora mismo que el pequeño comercio empieza a abrir sus puertas, el flujo de clientes no es el mismo. La venta online aumenta y no es una posibilidad quedarse atrás. ¿Cómo se le puede sacar provecho a todo esto?

Hacerse un hueco abriendo una tienda online

Abrir una tienda online es importante para tener presencia en Internet. Pero no debe hacerse a cualquier coste. Existen profesionales especializados en crear tiendas online atractivas, útiles para los usuarios y fáciles de navegar. El SEO también será fundamental para que el pequeño comercio se posicione bien en Internet y aparezca entre los primeros resultados del buscador.

Compra online

Incluir los productos, establecer los precios, introducir los gastos de envío… Habrá que elegir a alguna empresa de transportes que pueda llevar las compras hasta los hogares de los compradores. No se debe intentar ahorrar en esto, pues las esperas o los paquetes extraviados pueden dar una mala imagen.

Las redes sociales como estrategia digital

Al abrir una tienda para la venta online también debe hacerse lo mismo con las redes sociales. En Dixitalmedia recomendamos empezar con Facebook e Instagram como redes principales. Después, puede ser interesante abrir un canal de Youtube, entre otras posibles opciones. En las redes sociales se promocionarán los productos, se compartirán novedades y nuevos lanzamientos, o ideas (recetas, soluciones para desinfectar la ropa, gadgets para hacer ejercicio en casa…).

Igualmente, es una buena idea para comenzar a ganar presencia en Internet lanzar códigos de descuento (del 15% en cosmética, del 5% en productos de higiene) cada semana de diferente índole y con fecha de caducidad. Los regalos por hacer una compra superior a una cantidad de dinero o por adquirir un producto en concreto también puede aumentar el interés y los clientes.

La atención al cliente debe cuidarse

Atención al cliente

Al igual que en la tienda física se debe prestar una buena atención al cliente, esto es lo mismo para el pequeño comercio que da el salto a Internet. Responder a los mensajes que los clientes envían a través de las redes sociales y a los correos electrónicos que pueden llegar a la bandeja de entrada (¡ojo!, a veces terminan en spam) es necesario.

Es muy interesante que tanto en redes sociales como en la propia tienda online haya una discreta pestaña de chat en la que la persona encargada del pequeño comercio esté activa durante las horas que se elijan para atender a los clientes en Internet. Así, podrá responder en el momento a cualquier pregunta que le hagan, lo que dará una muy buena imagen.

Además, debido a la situación actual es fundamental tomar todas las medidas de seguridad y protección necesarias para garantizarles a sus clientes que su acogida en las tiendas o el recibimiento de sus paquetes en casa se harán siguiendo con las medidas recomendadas por el Gobierno.

La entrega a domicilio llega para quedarse

Aquellos pequeños comercios que no solo les ofrecían a sus clientes un servicio presencial, sino también online, continuaron funcionando durante el confinamiento. Sin embargo, los que no tenían esta vía han comprobado que la entrega a domicilio ha llegado para quedarse. Es uno de los cambios drásticos que les puede ofrecer garantías si algo similar vuelve a pasar.

Sin embargo, de lo que se dará cuenta el pequeño comercio con la venta online es de que venderán más. Pues no solo sus productos llegarán a las personas que se desplacen a su negocio, sino que podrán hacerlo a nivel nacional, e internacional si lo desean. Esto le permitirá tener una mayor cantidad de clientes. Por ejemplo, un pequeño comercio que haga champús naturales en una comunidad autónoma en España podrá incrementar sus ventas si vende a nivel nacional.

El pequeño comercio ha tenido que adaptarse a las circunstancias y ha visto cómo dar el salto a Internet era algo que no debía de haber postergado tanto tiempo. Ahora, la venta online se ha convertido en una opción, no solo para llegar a más personas, sino para expandir el negocio. Trabajar muy bien la tienda online y ofrecerle a los clientes una buena experiencia es importante.

Imágenes: Mediamodifier, StockSnap, mohamed_hassan

A %d blogueros les gusta esto: