Día del programador informático


Los programadores informáticos tienen su día, esta festividad se celebra el día 256 de cada año, si el año es normal coincide el 13 de septiembre, sin embargo, si hablamos de un año bisiesto la fecha cambia, en este caso es el 12 de septiembre. Eligieron el día 256 porque es un número conocido por todos los programadores informáticos, pues se trata de diferentes combinaciones de 8 bits, además hablamos también de que es la mayor potencia de dos menor a los días que tiene un año y a su vez, la que más se aproxima. Desde Dixitalmedia te contamos cómo surge su historia.

Historia del reconomiento del día del programador informático

El reconocimiento de este día proviene de Valentin Balt, empleado de “Parallel Technologies” que en 2002 exigió ante el Gobierno Ruso, un homenaje a los mismos, para que no se quedase en vano su petición su primera acción fue llevar a cabo una recolecta de firmas. Sin embargo, no fue hasta septiembre de 2009 cuando el Gobierno Ruso firmo dicho decreto.

Se trata de un día que simboliza la capacidad mental de estas personas, que suelen tener mentes “privilegiadas”, por ello observamos en ellos una actividad bastante más desarrollada de lo habitual, son capaces de construir algoritmos de varios tipos, matemáticos, artísticos… lo que les permite crear hasta dispositivos electrónicos que agilizan, mejoran y gestionan los procesos, facilitando muchas veces el trabajo en las empresas y usuarios.
Asímismo, este día busca reivindicar y homenajear el trabajo y la creatividad de estos profesionales, es decir, de aquellas personas que se centran en crear y/o mejorar los programas informáticos existentes. Generalmente hablamos de individuos con personalidades lógicas y analíticas, que saben trabajar bajo mucha presión y conocen bien los sistemas informáticos, además hay que hacer hincapié en la importancia que tienen los diversos lenguajes en los que estamos sumergidos.

Los programadores tratan y crean algoritmos para que los ordenadores puedan leer directamente. Escriben y depuran el código fuente de los computadores, es decir, las diversas instrucciones que son necesarias para llevar a cabo las distintas tareas mediante herramientas denominadas hardware. Al mismo tiempo que no pueden olvidarse de estar al día de todas las novedades de la red y las posibles inclusiones en dicho mercado. Se trata de un estilo determinado de vida.

Hoy en día los programadores son esenciales dado que la tecnología avanza a pasos agigantados, no existen dispositivos dónde no estén presentes los famosos códigos informáticos.

Finalmente y, ante un nuevo problema, cabe destacar que muchos de ellos siguen unas pautas generales de actuación. No se trata de unas normas establecidas ni mucho menos, lo más normal es que en estos casos el primer paso a llevar a cabo es el de conocer a fondo el problema, para ello suelen suministrarse de los materiales necesarios (lápices, folios…) para empezar a buscar soluciones, una vez solventada la situación lo llevan al ordenador y empiezan a programar, finalmente lo único que les falta es verificar y mejorar las debilidades que presente el programa.

Foto encabezado: freepik.com