Compra online en hipermercados


El comercio electrónico está basado principalmente en la compra y venta de productos o servicios entre personas y empresas, y practicamente hoy en día no existe un producto que no se pueda vender por este medio.
En Dixitalmedia te ofrecemos un artículo centrado en el comercio electrónico desarrollado por el sector distribución en concreto en los hipermercados.

Los hipermercados siempre han estado a la última en cuanto a estrategias de marketing se refiere, desde promociones concretas a la utilización de ciertos trucos que hacen que el cliente acabe comprando aquello que no era lo que estaba buscando. Desde la utilización de colores y olores agradables que hacen que prestemos más atención a determinados productos, hasta la colocación estratégica de productos de marca a la altura de la vista, pasando por la utilización de precios psicológicos, como decir 39€ en lugar de 40€.

Todos estos trucos y muchos más han servido durante años para aumentar las ventas de este tipo de establecimientos, pero hoy en día estas técnicas no son suficientes y desde hace años, los hipermercados y derivados apuestan por las ventas online, campo en las que también comienzan a desarrollar estrategias de marketing, como puede ser la creación de apps para fidelizar al cliente.
Lo habitual hasta hace pocos años era acudir a la tienda física y adquirir allí todos los productos necesarios para nuestro día a día. Hoy en día, todas las grandes cadenas de hipermercados ya tienen sus respectivas plataformas de compra online,  webs que abren la puerta a las nuevas generaciones, se adaptan al mundo actual en el que vivimos, intentando modernizarse y no quedar obsoletos. Es a partir de este momento cuando empezamos a notar cambios en los usuarios, pues una de las ventajas más atractivas de este método reside en olvidarse del esfuerzo físico que la compra exige y el ahorro en el tiempo.

Es importante tener en cuenta que se pierde el contacto directo con el vendedor y sus respectivos productos, otro hándicap a mayores es que este método puede exigir un aumento de la factura de alrededor de unos 7€ de media para llevar a cabo el transporte de la misma, aunque no todos los supermercados cobran un extra por este tipo de venta.

Otros tipos de tiendas online

También existen tiendas de comida selecta, productos delicatesen o alimentos ecológicos. En este caso, la opción de recibir los pedidos a domicilio es un requisito indispensable, ya que muchos de estos establecimientos no tienen tiendas físicas a donde poder allegarnos. Sin embargo, la máxima ventaja de estos establecimientos es que gozan de alimentos que no hay en los supermercados, sino que son alimentos distintivos y únicos, que te permiten hacer algo diferente y que además no encuentras en cualquier lugar. Por lo que si ampliamos nuestra búsqueda alimenticia por internet podríamos salir beneficiados. Si entramos en las distintas páginas web vemos que a medida que pasa el tiempo, se adaptan, progresan, dejan de ser tan estáticas como al principio, siguen un proceso por el que todos debemos pasar, mejoran a medida que nosotros lo hacemos también.

En términos generales podemos destacar tres o cuatro pilares básicos interrelacionados entre sí a la hora de hablar del mundo online: mejoras en la distribución, en las comunicaciones comerciales, se puede obtener beneficios operacionales dado que la web reduce los posibles errores, el tiempo, y los costes, todo esto provoca la fidelización de los clientes y, finalmente los más importante, entre otras posibles ventajas existentes , es la accesibilidad universal de la que goza este mundo.

Foto cabecera: freepik.com