¿Cómo ha impactado la Covid-19 en el ecommerce?


Cuando se decretó el estado de alarma en España por el coronavirus fueron muchos los empresarios que se encontraron con una realidad inesperada: el cierre de sus negocios. Esto supuso un duro golpe, ya que no sabían cómo pagarían sus facturas y, lo peor, cuánto tiempo duraría ese cierre que tantas preocupaciones e incertidumbres les generaba. Fue entonces cuando el comercio electrónico surgió como una gran esperanza. Pero ¿cómo ha impactado la Covid-19 en el ecommerce?

Muchas empresas ya trabajaban con el comercio electrónico, aunque algunas lo hacían tímidamente. Una alternativa que no era su principal fuente de ingresos, pero que se convirtió en su salvación cuando se decretó el estado de alarma. Sin embargo, algunos negocios todavía no habían invertido ni apostado por el ecommerce. Unos pocos se lanzaron a la aventura con prisas. Otros, decidieron cerrar. Lo que quedó claro es que la Covid-19 en el ecommerce ha tenido un impacto brutal.

Los negocios necesitan el comercio electrónico

El impacto que ha tenido la Covid-19 en el ecommerce ha sido increíble. Las empresas que utilizaban el comercio electrónico no tuvieron que cerrar, continuaron generando ingresos y pudieron seguir pagando el sueldo de sus empleados. Es cierto que algunas normas cambiaron con respecto a la higiene, seguridad, distanciamiento, etc; pero, en ningún momento tuvieron que parar su actividad.

Aquellos negocios que todavía no se habían animado a dar el salto se dieron cuenta de que no debían de haber postergado tanto ese momento y aquellos que se arriesgaron incorporando el ecommerce rápido y como pudieron se encontraron con un comercio electrónico muy poco trabajado y con muchas imperfecciones. Sin embargo, les ayudó a sobrellevar la situación y les permitió abrirse a una nueva realidad, una en la que el ecommerce ha dejado de ser una opción.

Comercio electrónico

El ecommerce ya no es una opción

El impacto que ha tenido la Covid-19 en el ecommerce ha dejado claro que el comercio electrónico ya no es una opción. Todos los negocios deben ofrecer esta posibilidad a sus clientes, la de hacerles llegar sus productos a sus viviendas. Lo mejor del ecommerce es que no hay ningún límite. Independientemente del tipo de negocio que se tenga (restauración, joyería, cosmética, papelería, etc.), el ecommerce encaja a la perfección y permite más ventas, más clientes, más opciones.

Las oportunidades que brinda el ecommerce son enormes. Ahora, las personas con negocios que se han visto afectados por la Covid-19 se dan cuenta de lo que se estaban perdiendo. La posibilidad de llegar a muchas más personas que están en otras comunidades autónomas o lugares del mundo, el aumento de las ventas dada la comodidad de no tener que desplazarse a los comercios para comprar… Más clientes, más ventas, mayor crecimiento para la empresa. Con tantas ventajas, el ecommerce ha llegado para quedarse y muchas personas se han dado cuenta de que ya no pueden postergarlo más.

La Covid-19 en el ecommerce ha impactado de forma positiva

Podría haber sido al revés, pero la Covid-19 en el ecommerce ha tenido un impacto más que positivo. Para muchos negocios era el empuje que necesitaban desde hace tiempo para dar el salto al comercio electrónico y dejar de postergar ofrecerles esta opción a sus clientes. Se han dado cuenta de que los beneficios que pueden obtener son mayores y, por eso, necesitan mejorar en este aspecto para brindarles a sus clientes lo mejor.

Para ello, se deben trabajar muy bien las redes sociales, crear una página web en la que no debe faltar el SEO, abrir la tienda online, realizar ofertas que aumenten la visibilidad y permitan que la tienda empiece a captar más clientes, utilizar recursos como la newsletter… Todo esto supone un gran trabajo para que al final los clientes compren y reciban los productos en sus hogares. Pero, merece la pena.

Compra online

El ecommerce ha ido ganando mucha presencia y con la Covid-19 ha quedado claro lo importante que es. Además, los clientes no han dejado de hacer sus compras en ningún momento, pues saben que las medidas de seguridad (guantes, mascarillas, distancia de seguridad…) durante todo el proceso se cumplen, ya que se les informa sobre esto a través de la newsletter, redes sociales, página web, etc.

Si todavía no has dado el salto al comercio electrónico, no te lo pienses más. Contacta con nosotros.

Imágenes: Maridav, sdecoret, Zilu8

A %d blogueros les gusta esto: